viernes, 25 de abril de 2014

LAS FLORES LIQUIDAS DE JACK LONG

Jack Long es un fotógrafo originario de Wisconsin, Estados Unidos, especializado en la “fotografía del arte líquido”. Ésta consiste en capturar creaciones hechas a partir de fluidos en movimiento. Long tiene el reto personal de encontrar cada vez más técnicas y materiales para crear nuevas figuras con líquidos para después fotografiarlas lo más rápido posible. 


El artista explica que debido a que sus obras son líquidas y por lo tanto fugaces, el único modo de captar su esencia es a través de la fotografía. Sin embargo, el retrato es la última etapa de su trabajo, pues éste dura tan sólo una fracción de segundo. Lo que diferencia la obra de Long de la de otros artistas es que sus trabajos líquidos captan momentos, sin recurrir a Photoshop ni a ningún editor de imágenes. Diseñador de las técnicas utilizadas en su obra, Jack Long se basa en sus conocimientos y en su experiencia como fotógrafo profesional para darle vida a las formas del líquido. 


Por ejemplo, los “floreros y capullos líquidos” que predominan en la obra de Long fueron perfeccionados gracias al conjunto de técnicas con las que el artista estructura y colorea los líquidos utilizados. Obtiene primero el tallo y las hojas, después el florero y finalmente la flor o capullo. Cabe mencionar que aunque procesos de automatización y aparatos electrónicos pudieron haber facilitado la realización de sus imágenes, Long ha encontrado y perfeccionado la técnica con la que provoca cada uno de los movimientos del líquido en sincronía con el retrato de estos. 


Con más de 30 años de experiencia, Long se inspira en la pintura flamenca, escuela que surgió entre el siglo XV y XVII; combina líquidos proyectados desde múltiples puntos con diferentes tonos de luz para obtener obras decoradas a veces con flores reales, que mezclan la fotografía y el ingenio en un abrir y cerrar de ojos.

 “Mientras hay muchos aspectos técnicos, busco crear fotografías visualmente intrigantes”.