martes, 27 de mayo de 2014

12 mordaces grafitis del Mundial de Brasil


El grafiti más famoso de la serie muestra a un niño hambriento con un balón de fútbol como protesta contra las inversiones en el Mundial frente a las dificultades sociales.


El argumento del niño hambriento a veces se presenta incluso en la carretera.


Este grafiti parece un videojuego, una verdadera obra maestra.


En este grafiti la perspectiva está muy bien conseguida, creando un gran efecto.


Los hinchas de la selección brasileña representados durante un momento muy intenso dle partido.


Este grafiti con los jugadores Neymar y Dani Alves, el entrenador de la selección brasileña, Luiz Felipe Scolari, y el jugador argentino Lionel Messi parece mofarse de los controvertidos episodios donde los hinchas lanzaron bananas a los jugadores brasileños.


El delantero del Zenit (Moscú) y de la selección brasileña Hulk comparte la fama del superhéroe del mismo nombre: en este grafiti se lanza a aplastar al argentino Lionel Messi y al portugués Cristiano Ronaldo.


Un poco de historia: el judador brasileño Neymar anima al 'fantasma uruguayo' del Maracanazo, la victoria de Uruguay frente a Brasil en el Mundial de 1950.


Una de las selecciones que tomó parte en 'La Copa Rebelde', una competición de protesta alternativa al Mundial.


Los jóvenes de las favelas observan un partido de 'La Copa Rebelde', una competición alternativa al Mundial oficial.


"Tenemos que resistir". Esta llamada apareció en enero y protestaba contra las demoliciones y desalojos en el barrio Metro bajo el programa de renovación de los alrededores del estadio de Maracaná.


El símbolo de la Copa Mundial 2014, el armadillo Fuleco, dibujado junto con el exjugador brasileño Ronaldo. Aparece escrita la frase: "Maracaná es nuestra".